Para volar, hay que s@ltar…